Breves reflexiones en tiempos de pandemia

Por Rogelio Dueñas 

Volver a la normalidad, será nuestra derrota.

1.- A partir del 20 abril el gobierno de México, a través de la Secretaría de Educación Pública, estableció la educación básica a distancia como medida para paliar los efectos de la suspensión de clases a causa del COVID-19. Sobra decir que los planes de trabajo recomendados para llevar a cabo con niños y jóvenes durante el “aislamiento preventivo”, distan mucho de tener una calidad educativa real. Lo que me lleva a pensar que el Estado mexicano, quien hoy se pone la careta de bienhechor al pronunciar con falsa melancolía que debemos permanecer encerrados para que pronto volvamos a abrazarnos, es el mismo que durante años se ha esforzado por socavar la educación pública con sus políticas neoliberales; ya sea mediante recortes presupuestales o bien a través de la creación de programas pedagógicos que respondan a las necesidades del mercado global, Leer más

Coronavirus ¿qué hay después?

Por Alonso Mancilla

 

“Se puede decir, por otra parte, que a partir del momento
en que la más ínfima esperanza se hizo posible
en el ánimo de nuestros conciudadanos,
el reinado efectivo de la peste había terminado”
Albert Camus, en La Peste.

 

Sabemos que el COVID-19 se terminará tarde o temprano, algunos expertos en salud dicen que en junio, no lo sabemos, pero tenemos certeza de que el virus más fuerte sigue presente y no tiene cuándo se termine y no, no estoy hablando del ser humano en abstracto, me refiero al sistema imperante de destrucción masiva, que acumula y, aun cuando “nos quedamos en casa”, aprovecha el momento para fortalecerse, o acaso no han visto cómo los bancos siguen funcionando, los supermercados siguen abiertos y el patrón ficticio, pero concreto, de Uber sigue acumulando.

Pareciera que el COVID-19 está por cumplir sus objetivos deseados, como lo hubo anunciado Albert Camus en La Peste, cuando el suero de Castel por fin había vencido a la enfermedad, no porque hubiera encontrado la medicina, pues nunca cambió el método, “se tenía la impresión de que la enfermedad se había agotado por sí misma o de que acaso había alcanzado todos sus objetivos. Fuese lo que fuese, su papel había terminado”.Leer más

Sobre capitalismo y neoliberalismo en la Transformación de Cuarta

Por Sonia Dávila[1]

Cuando salgamos de esta crisis, el mundo será diferente. 
La psicología de los inversores cambiará, 
pero también la forma de hacer negocios o el consumo. 
Y seremos mucho más dependientes de nuestras 
familias para sentirnos seguros.

Larry Flynt[2]

Sí, los grandes capitalistas saben que después del Covid-19 el mundo será diferente y les interesa construir las condiciones para que, en ese nuevo mundo, se asuma como una responsabilidad privada la salud pública. Más aún, la utopía neoliberal según la cual, deberíamos ser más dependientes de nuestras familias que del Estado para sentirnos seguros, ha sido realizada como política pública por el Estado mexicano. Basta con recordar las declaraciones de AMLO durante la reunión que tuvo con los líderes mundiales, ante los cuales afirmó que “La familia mexicana es la principal institución de seguridad social y ahora nos están ayudando a cuidar a la población más vulnerable”[3]

Bajo esta narrativa no se asume la carga de trabajo extra que implican estas labores, ni la problemática que representa que, en un país tan machista como el nuestro, sean las mujeres quienes realizan las labores de cuidado. Leer más

De una serie no tan desenfrenada

Foto tomada del Twitter oficial de Diego Martínez Ulanosky

Por Angélica Mancilla García

Hace un par de semanas —días antes de la cuarentena por lo del coronavirus— se estrenó la serie mexicana Desenfrenadas en la plataforma de streaming Netflix. Antes y después del estreno, me encontré varias notas que destacaban el producto como una serie imperdible porque abordaba temas feministas. Por casualidad, terminé viéndola.

Desenfrenadas trata de tres mejores amigas (Carlota, Vera y Rocío), de clase alta, que, agobiadas por cumplir con los mandatos que la sociedad demanda de ellas y en un arranque de frustración, se van de viaje a Oaxaca; en el camino se encuentran con Marcela, una joven de clase baja y bailarina de un club nocturno, quien se ve obligada a escapar de un hombre viejo, que luego sabemos es el dueño del lugar en el que trabaja y al que ella y su novio-proxeneta le deben dinero. Marcela, a punta de pistola, obliga a las tres amigas a llevarla con ellas, pues necesita llegar a Oaxaca para localizar a su hermano adolescente. Durante estos días, las cuatro jóvenes se encuentran en aprietos y, entre lágrimas, peleas y abrazos, descubren el valor de su amistad y de estar juntas para enfrentar las adversidades del mundo.Leer más

Feminismo y entornos digitales.

Foto tomada de Infolítica

Por Angélica Mayoral Campillo[1]

Cuando comencé a escribir esta reflexión tenía la idea de contribuir a un pequeño cambio positivo. De pensar en el feminismo y en las posibilidades que brinda el ciberespacio para la lucha. Sin embargo, me di cuenta que poco conocía. Que hablar de feminismo y de la “Era de la información” era hablar de miles de ideas y conocimiento. Así que las siguientes palabras son una humilde invitación. La idea es mostrar que existen espacios que visibilizan y apoyan, invitar a la reflexión. Saber que la información, aprender y desaprender, está a nuestro alcance y decisión cada que iniciamos “sesión”.

Si escuchamos la palabra feminismo nos vienen inmediatamente a la mente ideas que muchas veces se relacionan con el movimiento social y algunas veces con filosofía política. Considerando ambas ideas podemos encontrar un concepto: “El feminismo es un discurso político que se basa en la justicia. El feminismo es una teoría y práctica política articulada por mujeres que tras analizar la realidad en la que viven toman consciencia de las discriminaciones que sufren por la única razón de ser mujeres y deciden organizarse para acabar con ellas, para cambiar la sociedad” (Varela, 2008; 10)Leer más

Feminismo, una apuesta transformadora

Por Angélica Mancilla

El pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, la ola feminista inundó las calles del mundo. Sin duda ha sido un hecho histórico. En México, nunca antes en la conmemoración de esta fecha se había visto tal presencia de las mujeres en las calles, de todas las edades, de todas las clases, de todos los colores.

El feminismo hoy es vivencial, se manifiesta en el cuerpo. Sobra creatividad. Las mujeres más jóvenes se han lanzado a la acción directa y muchas otras, de distintas edades, siguen generando espacios de diálogo, de estudio, de escucha, de reflexión.

Así que hoy, después del #8M y del #9M, después de mostrar nuestra fuerza, nuestra rabia, nuestra indignación, nuestra organización, me es imposible no preguntarme qué sigue. Si bien estoy segura de que no vamos a parar, me parece que es importantísimo recordar y decir en voz alta que el feminismo no sólo es la exigencia de no más feminicidios e impunidad, de políticas públicas y de reconocimiento de nuestros derechos; el feminismo es anticlasista, antirracial, anticapitalista y anti todo tipo de opresión. El feminismo está cargado de potencia política que le apuesta a la transformación de la sociedad.Leer más

LA DESCOMPOSICIÓN DEL CUERPO SOCIAL

(Un grito de terror desde las entrañas de México)

Imagen tomada de vanguardia.com.mx

Por Isaac Gasca Mata[1]

  1. EL PROBLEMA

Aunque nos duela admitirlo los problemas de la sociedad mexicana son predecibles, consecuencia lógica de la conducta que la mayoría de los habitantes de este país tiene con sus semejantes. Por una parte está el caldo de cultivo de una sociedad desigual: pobreza económica, marginación, falta de oportunidades educativas y laborales, salarios insultantes, explotación laboral con jornadas de más de doce horas a cambio de ínfimos ingresos que apenas alcanzan para pagar los intereses de la deuda (pero no la deuda) que gran porcentaje de mexicanos tiene con cadenas comerciales, sin mencionar la contaminación de las urbes, el tráfico masivo y otras tantas características que como gotas de ácido corroen el equilibrio emocional de las personas. Por otra parte, la convivencia con una sociedad irresponsable, poco educada, nulamente competitiva. Basta ver los resultados que obtiene nuestro país en pruebas estandarizadas como PLANEA para sentir vergüenza[2].

A México le falta educación y por eso le falta todo, incluyendo la paz.Leer más

Recuento de los daños o un balance de la situación política en América Latina

Por Alonso Mancilla

Este año, en México, el gobierno fue muy importante para la política y la economía del Estado, pues ha sido el cambio hacia una administración que se deseaba desde hace ya unos 12 años, esos dos sexenios donde se habían robado la presidencia los partidos de derecha (PRI y PAN). La consagración de López Obrador fue entonces uno de los hechos fundamentales para el parteaguas latinoamericano de movilización social, y no podría ser de otra manera, ya que América Latina es el semillero del populismo de izquierda, del cual la figura fundamental son los líderes carismáticos como impulsores de la revolución.

No es que el hecho mismo de que México cambiara al administrador del capitalismo haya sido un gran hito en la historia continental, pues inclusive Obrador habría podido llegar a la presidencia como medio de apaciguamiento social o como una simple herramienta de reducción de la violencia para la paz y prosperidad de la burguesía ―tanto nacional como extranjera―, sin el afán de reducir esos planteamientos, haré énfasis en la premisa de que López Obrador sigue una línea diferencial con sus adversarios políticos y una similitud con los líderes que han puesto como herramienta revolucionaria el fortalecimiento de la soberanía nacional como vía de transformación política y económica.Leer más

Quien siembra la miseria, recoge la rabia

Foto de Jordi Borrás

Por Perspectiva 

Lo que no cuentan los medios es que la población arde de rabia más que los contenedores del Paseo de Gracia en Barcelona, desde la mañana del lunes 14 de octubre. El desencadenante, una sentencia del Tribunal Superior de Justicia Español que condena a entre 9 y 13 años de prisión a Oriol Junqueras, Carme Forcadell, Raül Romeva, Jordi Turull, Josep Rull, Dolors Bassa, Joaquim Forn, Jordi Cuixart y Jordi Sánchez, 7 representantes políticxs catalanes y 2 líderxs de organizaciones en favor de la lengua catalana. Así estalló como un tsunami la ola de protestas contra el dictamen jurídico que ha dado la vuelta al mundo. Sin embargo, ¿qué hay realmente detrás de las imágenes de los periódicos internacionales mostrando la capital catalana en llamas?

Ante todo, la pregunta que últimamente parte de la población catalana se plantea es: ¿Qué es violencia? ¿Es un acto violento quemar un contenedor? ¿Pintar una pared con un mensaje que abre los ojos a algunxs y molesta a otrxs?Leer más

Las trans también son humanas

Por Diego Medina, director del ESLAM CUIR CDMX

Antes de comenzar me gustaría recordar las palabras de una amiga: “Ningún desacuerdo teórico justifica una sentencia de muerte; por el contrario, antes de denotar animadversión, considero que la disconformidad es la excusa perfecta para dialogar, problematizar y consensuar posibles resoluciones a los conflictos con los que nuestra condición humana nos hace tropezar constantemente”.

Durante la XIX Feria Internacional del Libro (FIL Zócalo 2019), un grupo de transactivistas increpó a Laura Lecuona, quien participaba en un foro sobre literatura infantil —tema sobre el cual realizó un máster en España—. La confrontación se produjo porque Lecuona es una autora feminista crítica de la teoría queer, del transfeminismo y de las leyes de identidad de género; Leer más