La responsabilidad histórica de los hombres es combatir el patriarcado

Por Alonso Mancilla 

De un tiempo para acá me estuve preguntando sobre el rol de los hombres, reconociendo el sistema patriarcal en el que vivimos, cuáles son esos mecanismos que reproducimos para sostenerlo, qué hay que modificar, y entre tantas preguntas algunas de las que me parecen centrales son ¿qué lugar ocupamos los hombres en este camino? ¿cuáles son los desafíos que tenemos para avanzar a una sociedad más equitativa y más inclusiva?. Para eso, este pequeño artículo, pues si bien las masculinidades somos parte del problema, también debemos de ser parte de la solución.

Cabe aclarar que este artículo de opinión de ninguna manera debe ser una receta de soluciones, donde hay pasos a seguir para generar un pan; no es eso, ni mucho menos, parte de la idea de reflexionar sobre nuestra posición como hombres en la sociedad y qué acciones o tareas desempeñamos —o no— para parar la violencia contra las mujeres.Leer más

Pandemia: un diálogo con el espejo

Otro round realidad vs ficción

Por Natalia Bocanegra

Me miro en el espejo y lloro. Son tiempos difíciles. No sabemos cuándo van a terminar. Intento consolarme de alguna forma, pero por momentos nada funciona. Tengo la impresión de que la pandemia es otra faramalla, un salto en trapecio para despistarnos, una caída libre del capitalismo, un penalti en el último segundo y en cámara lenta. Un espectáculo que formamos todos.

El mundo podrá acabarse pero no va a detenerse. Suena como chiste de billar o sentencia de demiurgo borracho, pero está pasando. Los mecanismos de explotación siguen intactos.Leer más

Post pandemia: lo que viene en lo político

Por Julio Macott

Así como la pandemia le permitió al Presidente Iván Duque recuperar algo de opinión favorable, el fin de la tragedia le dará otro empujón y quizás le permita terminar su gobierno con niveles de aprobación superiores al 60%. Todo depende de él mismo, las circunstancias externas le han terminado por ayudar.

Lo que viene dentro de algunos meses, cuando la pandemia esté controlada, será un ambiente de optimismo. A la primera pregunta de las encuestas políticas: usted cree que las cosas están mejorando o empeorando? La respuesta muy mayoritariamente será: “mejorando” y eso condiciona los demás resultados.

Y es que la situación estará mejorando, no especialmente por la gestión gubernamental, pero mejorando y eso es lo que importa.Leer más

No p’s cucurucu

Propuesta de un nuevo paradigma

Por Luis Manríquez Zepeda

Introducción

El presente trabajo es un conjunto de 4 ensayos que sirven para emitir la siguiente tesis: “La humanidad está para trabajar junto con la naturaleza en la continuidad de la vida”. Para que se entiendan un poco los orígenes de esta idea, quisiera presumir que la humanidad sabe sobre las maravillas de la inmensidad astronómica del universo, así como de la desafortunada instantaneidad de nuestras vidas. Una reflexión profunda alrededor de estas ideas constituye, para mí, una dualidad, en primera instancia, de mucho orgullo y felicidad tras aprender sobre las ciencias, las artes, las hazañas deportivas y las historias que la humanidad ha venido construyendo; y por otro lado, la tristeza derivada de vivir entre grandes desgracias, injusticias y la gran vulnerabilidad social; porque con todos nuestros esfuerzos no vemos un mejor mañana. Permítanme aclarar mi punto por medio de las siguientes preguntas retóricas ¿Cómo detener la violencia en el mundo?, ¿Para qué tenemos que morir?, ¿Cómo luchar contra tanta desigualdad social?, ¿Qué hace a un humano mejor?, estas son algunas de las preguntas que rondaron en mi cabeza mientras construía este trabajo, que por cierto, considero la fuente de un nuevo paradigma.
En los primero intentos que hice por darme respuesta a los hechos mencionados, propuse que la solución estaría en reforzar la cultura de la independencia económica y favorecer la formación de pueblos autosustentados, que no tengan que depender subordinados a otros pueblos, pero rápidamente caí en la cuenta de que primero requerimos de cambios profundos en nuestra idiosincrasia, los cuales son imposibles de darse en un marco de paradigmas que se retroalimentan y autojustifican;Leer más

The hater, ideología y comunicación en México

Por Eduardo López Velasco[1]

The Hater (2020), del director Jan Komasa, es una película estrenada en Netflix que está llamado la atención de los usuarios de la plataforma, ya que expone algunos elementos que son secretos a voces de cómo se manipulan la percepción de las personas. En este ensayo, relacionaré y problematizaré la película con la realidad de los medios de comunicación, las estrategias políticas, las campañas de odio y la manipulación de la percepción, elementos que es posible identificar en la situación actual que se vive en México.

Para empezar, es importante recordar que la idea central de la película es la manipulación de la percepción de los ciudadanos en medio de la elección del alcalde de Varsovia, Leer más

Bum, bum, chao… Trump

Por Julio Macott

 

Lo van a extrañar. Si los semidioses confusos de las encuestas no se equivocan una vez más, a principios del año próximo –¿existe el año próximo?– los Estados Unidos de América ya no serán gobernados por el Gran Mal o Gran Bufón o Gran Vergüenza de los Gringos Buenos. Lo van a extrañar tanto.

Todavía les quedan unas semanas para horrorizarse y sentirse superiores y explicarnos por qué son superiores: americanos buenos, buenos americanos, demócratas sin tacha. Trump es una beca Guggenheim al cubo: los hace sentirse tan probos, tan cabales, tan morales, tan de esos adjetivos que no se sabe bien qué significan –pero los señores ídem siempre blandeLeer más

Las mujeres y el derecho ¿aliados o enemigos?

Por Erick López Huerta

En la sociedad mexicana actual, han surgido diversos movimientos en favor de la liberación de las mujeres y en contra de la violencia de género y la desigualdad de condiciones que esta conlleva. La sociedad está dividida entre la cultura machista, los grupos feministas y la parte de la población a los que les parece indiferente lo que le pasa al sector femenino del país, porque es una realidad que, actualmente, ser mujer en México es un juego de azar, es vivir en una incertidumbre constante llena de preocupación, es una verdad innegable que no se puede ocultar con frases típicas como “andaba en malos pasos”, “salió muy tarde” o el clásico “se vestía muy provocativa”.

A simple vista, podríamos responder la pregunta inicial argumentando que el sistema jurídico mexicano favorece y protege plenamente a las mujeres, total, las que ganan los juicios de custodia en su mayoría son mujeres; hay menos mujeres en situaciones de pobreza; que del índice de homicidios del 2019 (36,476 homicidios), 32,372 fueron hombres y solo 3,874 fueron mujeres; la creación del delito de feminicidio y la diferencia de pena entre un homicidio culposo; y así podría citar un sin fin de pruebas referentes a que el sistema favorece a la mujer. La respuesta parece obvia, sin embargo, podríamos reformular la pregunta a “si el derecho favorece a la mujer ¿por qué es tan afectada?, al reformular la pregunta abrimos un nuevo paradigma que nos arroja a una cruda verdad, el aliado de la mujer no es más que un vil enemigo con antifaz.

Si el sistema jurídico apoya a la mujer, legisla normas a favor de su seguridad, protege las relaciones maternales, ¿cómo es que puede ser su enemigo?  Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), de enero a junio del 2020 han registrado 489 feminicidios, un promedio de 3 feminicidios al día, lo cual suena poco en cuestiones numéricas, pero no estamos hablando de cifras, hablamos de que esos números tienen nombre y apellido, tenían metas, planes, tenían una vida; efectiva e innegablemente hay más homicidios en contra de los hombres, pero a ningún hombre lo han matado por la simple razón de ser hombre. Jurídicamente hablando, existe una doctrina que es parte de la filosofía del derecho que se llama realismo jurídico, esta doctrina les da muchísima importancia a las sentencias de los jueces y tribunales porque la sentencia es el resultado de la ley, no tendría sentido tener mil leyes que protejan los derechos humanos básicos, como lo es la vida, cuando no se dará una sentencia apropiada o ni siquiera un feminicida llegue a juicio, ¿qué sentido tiene? Nos damos cuenta, entonces, que el sistema realmente no favorece a la mujer al analizar las cifras de cuántos feminicidas llegan a tocar un penal, solo 3 de cada 100 casos de feminicidios son condenados, es una cifra extremadamente absurda, nos indica que 97 feminicidas están en libertad y en capacidad de volver a privar de la vida alguien. Un feminicida en libertad es un gran peligro para la sociedad ya que la norma jurídica regula conductas externas, no podríamos adivinar que alguien está planeando el ya mencionado delito, a esto se refiere que la vida de una mujer es una incertidumbre en este país.

Retomando la pregunta inicial, tenemos que analizar por qué si el sistema es un enemigo de la mujer, en muchísimos aspectos la favorece, podríamos hacer una analogía absurda y comparar los géneros como niños: si están haciendo algo juntos, se podría decir que si hay desigualdad física, se va a favorecer al que tenga “desventaja”; el Estado creyó que por ser mujeres necesitaban cierta ventaja jurídica, esa es la verdadera razón de que las mujeres tengan lo que podríamos describir como ciertos “privilegios”,  lo que realmente es una clara muestra del machismo que hay dentro del Estado mexicano, el hecho de que se piense que una mujer necesita ser ayudada es un claro ataque al género y a la igualdad.

 

Arqueología del Estado contemporáneo

Por José Daniel Serrano Juárez[1]

No es un secreto que, en el funcionamiento del Estado contemporáneo, cada administración eroga grandes sumas para autorrepresentarse. La aspiración justifica cada centavo: construirse como un símbolo que dure para la posteridad. Decía un profesor de la universidad que, durante la época novohispana, los virreyes utilizaban un amplio aparato de escenificación que incluía la elección cuidadosa de sus atavíos, así como de la manera de transportarse por la ciudad, para que no fueran confundidos con cualquier hijo de vecino (calidad social que no era menor en aquel entonces).

Hoy, en la gran capital, heredera de la Gran Tenochtitlán —como la consideran los más prehispanófilos—, los objetos más afectados por el complejo de trascendencia efímera quizás sean los taxis y las bardas. Hasta donde mi existencia es capaz de dar testimonio, aquellos han ido del verde Leer más

La educación artística en la educación básica

 

Por Magdalena López 

 

El arte brinda una satisfacción más completa de los impulsos
y las necesidades humanas que la vida cotidiana,
con sus satisfacciones e irrelevancias.
Louise M. Rosenblatt

El desarrollo integral del ser humano surge desde los inicios de la vida, el hombre ha tenido la necesidad de expresar ideas y sentimientos evocando de esta manera al arte. En el alma de cada persona existe la tentación de crear, entonces, utiliza los sentidos y el cuerpo; al escuchar los sonidos, estos se vuelven música; la manipulación con las manos recrea figuras que adornan, con colores y matices; el cuerpo expresa con movimientos un lenguaje que desborda emociones. Así, las manifestaciones artísticas se fueron perfeccionando y perduran a través de los siglos. El arte se convierte en una necesidad del ser humano para expresar lo que siente, lo que cree, lo que piensa y cómo percibe el mundo; es una manifestación que, siendo propia del ser humano, nos enfrenta con lo más íntimo, con el pensamiento y los sentimientos. Es por esto por lo que los lenguajes artísticos que se estudian en Educación Básica permiten al alumno obtener conocimientos y un panorama general sobre las principales manifestaciones artísticas, porque:

Las niñas y los niños necesitan de momentos Leer más

La toma feminista como transformación social

Por Alonso Mancilla

El pasado viernes 04 de septiembre, las activistas feministas, en conjunto con algunas madres y familiares de las víctimas de feminicidio y violación, haciendo valer su derecho a la manifestación y expresión libre de las ideas, tomaron la sede de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), manifestando la necesidad de que sean atendidas adecuadamente sus demandas de justicia y que se sancione a los que las criminalicen. Inclusive, Yesenia Zamudio —madre de María de Jesús Jaimes Zamudio, víctima de feminicidio―, hizo un llamado a que “¡Hagan su maldito trabajo, fiscales y ministerios públicos! Y si no pueden, tenga tantita dignidad y renuncien”.

Asimismo, Zamudio anunciaría más tarde que el objetivo es que lleguen más familias de todo el país para reforzar la toma y exigir atención adecuada a sus casos y que se reconozca como víctimas a los niños huérfanos por desaparición o por el feminicidio de sus madresLeer más