Las trans también son humanas

Por Diego Medina, director del ESLAM CUIR CDMX

Antes de comenzar me gustaría recordar las palabras de una amiga: “Ningún desacuerdo teórico justifica una sentencia de muerte; por el contrario, antes de denotar animadversión, considero que la disconformidad es la excusa perfecta para dialogar, problematizar y consensuar posibles resoluciones a los conflictos con los que nuestra condición humana nos hace tropezar constantemente”.

Durante la XIX Feria Internacional del Libro (FIL Zócalo 2019), un grupo de transactivistas increpó a Laura Lecuona, quien participaba en un foro sobre literatura infantil —tema sobre el cual realizó un máster en España—. La confrontación se produjo porque Lecuona es una autora feminista crítica de la teoría queer, del transfeminismo y de las leyes de identidad de género; Leer más

Inicia la VIII Semana Cannábica en México

Por Enpoli

Este viernes 4 de octubre arranca AmeriCannabis 2019. El evento se llevará a cabo en el Centro Cultural la Pirámide, ubicado en San Pedro de los Pinos, delegación Benito Juárez, a partir de las 15:00 horas. Contará además con diversas sedes en la CDMX como la Plaza Louis Pasteur, en Paseo de la Reforma; la Pulquería Los Insurgentes, en la Roma y la Glorieta de Colón.

La inauguración de la VIII Semana Cannábica en México será en puno de las 16:20 hrs, con participación de integrantes de la Asociación Mexicana de Estudios sobre Cannabis (AMECA). Leer más

Para eso me contrataron !y se chingan! Entrevista a un ex miembro del Primer Batallón de Fusileros Paracaidistas

Por Rogelio Dueñas

¡ ¡ ¡ ¡ ¡quién ¡ ¡ ¡ ¡ ¡trajo¡ ¡ ¡ ¡ ¡esos¡ ¡ ¡ ¡ ¡buitres¡¡ ¡ ¡ ¡
uniformados ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! que pasan
desfilando sobre el cuerpo / ¿ooooohooooo! /
trrrrrrrr-rracatraco la metralla y
sale aire en vez de sangre

José Vicente Anaya

NOTA INTRODUCTORIA

En México, durante la segunda mitad del siglo XX, quedó manifiesto que la represión y tortura son prácticas predilectas de la élite política, pues estuvo provista de innumerables casos en donde los gobernantes se valieron de los cuerpos coercitivos del Estado para sofocar la disidencia social y así mantener intactos sus privilegios. Como ejemplos tenemos el caso del movimiento social de 1968 que desembocó en la negra jornada del 2 de octubre en Tlatelolco o la infame guerra sucia de los años 70’s; pruebas fehacientes de que el sistema “democrático” mexicano sólo sabe abrirse paso a bayoneta calada. Quienes sobrevivieron a estos y otros episodios represivos han dado a conocer sus testimonios. Es gracias a ellos que hoy en día contamos con versiones de los hechos más fidedignas, las cuales distan mucho de las enturbiadas versiones oficiales.

El presente testimonio pretende contribuir a la serie de evidencias que han ayudado a develar los detalles que la oligarquía mexicana ha querido mantener bajo el agua. Sólo que en esta ocasión a quien se le ha cedido la palabra no es una víctima, sino un exsoldado; su nombre, José, quien, por obvias razones, me ha solicitado omitir sus apellidos. A su vez, la presente entrevista busca generar reflexiones en torno al verdadero papel que desempeñan policías y militares, pues a pesar de que son bien conocidas las prácticas inhumanas a las que se circunscriben, así como los intereses que protegen, aún hay quien se atreve a decir que “no merecen el odio del pueblo pues también son trabajadores”. Nada más alejado de la realidad, pues no olvidemos que pertenecen a una superestructura jurídico-política encargada de concentrar la brecha entre ricos y pobres.    

Es indispensable señalar que, si bien José participó en decenas de escaladas represivas, el presente testimonio se reduce sólo a los hechos que el entrevistado consideró de mayor relevancia histórica.     Leer más

Entre bombas y cohetones, conflicto en el SME

Foto: Quetzalli Blanco, Notimex.

El día de hoy, integrantes del Sindicato Mexicano de Electricista (SME) tuvieron un enfrentamiento, debido a que el grupo reconocido como la disidencia “Para todos todo” intentó tomar la sede sindical de avenida Insurgentes, sin embargo, otro contingente a favor de la continuidad de Martín Esparza como su líder sindical lo impidió.

Debido al caos generado, entre bombas molotov y cohetones, la Policía de Seguridad Ciudadana tuvo que intervenir para que la disputa no se saliera de control.

Hoy por la mañana, la disidencia del SME entregó un documento con más de 32 mil firmas al presidente Andrés Manuel López Obrador, en el que desconocieron a Martín Esparza como su secretario general.

Por la mañana, en un mitin a las afueras del Palacio Nacional, anunciaron cuáles serían las acciones que tomarían por la tarde, pues reconocieron y respaldaron a Jorge Sánchez García como su actual secretario general.

Asimismo, hicieron un llamado a Obrador para que instale una mesa de negociación, y para que Luisa María Alcalde, titular de la Secretaría del Trabajo, convoque a nuevas elecciones para definir la dirección del SME.

Por su parte, ante las amenazas de la disidencia para tomar sus instalaciones, la dirección del SME, representada por Martín Esparza, a través de sus redes sociales, emitió un comunicado en el que informó que “las autoridades ya estaban enteradas y ya estaban tomando cartas en el asunto”; adjuntaron una solicitud a la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, para que interviniera y acompañara la marcha que
realizarían la tarde de hoy, para conmemorar los 59 años de la nacionalización de la industria eléctrica, sin embargo, debido a las protestas, no se realizó.

Por más de dos horas, el enfrentamiento interrumpió la circulación de la avenida Insurgentes, Antonio Caso y Paseo de la Reforma. Alrededor de las 19 horas, se reanudó la circulación.

Cabe decir que el conflicto entre los integrantes del SME escaló debido a que la disidencia “Para todos todo” ha denunciado que la última elección para definir al nuevo líder sindical, realizada en junio pasado, estuvo “amañada” para mantener a Esparza como dirigente (quien ha ocupado el cargo de secretario general desde el año 2005) y continuar con el “negocio millonario” de la Generadora Fénix (empresa compuesta por la SME-cooperativa LF, con 49 por ciento de acciones, y Mota Engil, con 51 por ciento, esta última ligada a contratos millonarios durante la administración de Enrique Peña Nieto en el Estado de México), en la que apenas participan alrededor de 500 trabajadores del sindicato.

POR QUINTO AÑO CONSECUTIVO, MARCHAN POR LOS 43 DESAPARECIDOS DE AYOTZINAPA

Luego de la desaparición de los estudiantes de la escuela Normal Rural Isidro Burgos, de Ayotzinapa, Guerrero, los diferentes colectivos, organizaciones de la sociedad civil y los familiares de los jóvenes estudiantes desaparecidos han vuelto a marchar la tarde de ayer, 26 de septiembre, por “verdad y justicia”.

Tras el quinto año de la desaparición forzada de los estudiantes de Ayotzinapa, la manifestación entró al Zócalo de la Ciudad de México encabezada por las madres y los padres de las víctimas, con el gritó conjunto, rabioso y desgarrado, de los asistentes, “Ni perdón ni olvido.

Durante toda la manifestación, la consigna era la crítica al gobierno representado por el expresidente Enrique Peña Nieto, se exigía además a la Fiscalía General de la República (FGR) se priorice la investigación planteada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la cuál se había mantenido al margen.

Familiares de los estudiantes desaparecidos en la terrible noche de Iguala, ya en el templete, sostuvieron que “hay videos de las cámaras de seguridad en donde patrullas y uniformados se llevaron a nuestros hijos, cómo es posible que no aporten los videos para que se esclarezcan los hechos”, por otro lado, manifestaron que deberían de llamarlos a declarar, ya que el ejército había amenazado a sus hijos y expresaron que “cómo es posible que habiendo nombre y apellidos, no quieran dar con los responsables”.

Por otra parte, expresaron que se abrió una luz de esperanza, apuntando al nuevo gobierno federal, pues aseguraron que “no tenemos que abrir las puertas a patadas, hoy hay un diálogo, pero siempre hemos dicho que no confiamos, hasta no ver los hechos que hablen por sí mismos”, por lo que parece existir cierta ilusión en la administración representada por López Obrador. No obstante, el mensaje es claro, la incertidumbre sigue.

Por último, hicieron manifiestos sus agradecimientos a los asistentes por el acompañamiento constante, aseguraron que sin ellos no son nada, ya que “sin ustedes este caminar no sería posible, porque nos quitaron tanto que hasta el miedo se llevaron ellos, queremos decirles que nos sigan acompañando”.

Padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa marcharon esta mañana

Imagen tomada de El Imparcial Oaxaca

Por Enpoli

Familiares de los 43 normalistas desaparecidos entre la noche del 25 y la madrugada del 26 de septiembre de 2014, en Iguala , Guerrero, marcharon esta mañana en la CDMX no sólo para hacerse presentes y manifestar que su lucha no tendrá fin hasta que se aclare lo ocurrido.

Los padres, madres y estudiantes de la Normal Rural Isidro Burgos partieron del monumento de los 43, ubicado en Paseo de la Reforma, hacia la Fiscalía General de la República, para exigir a las autoridades de ésta se cumpla el acuerdo de reconstruir la investigación del caso desde cero, además de realizar un balance de resultados a principio de diciembre y buscar un mecanismo para evitar se continúe poniendo en libertad a los detenidos por el caso.Leer más

EL IECM promueve proyectos de Supermarket

Por Alonso Mancilla

Hay muchas formas de hacer proyectos sociales, sin embargo, lo que pretende hacer el Instituto Electoral de la Ciudad de México es llevar todas esas ideas, nacidas de un verdadero interés social por transformar el entorno, a los súpermercados; y así, los inversionistas podrán asistir a “dichas tiendas” para comprar proyectos. No obstante, cuando se acude a esta clase de eventos, la gente, los ciudadanos, se olvidan de los contextos concretos y particulares de cada comunidad, calle, colonia, alcaldía o estado, que reclaman una verdadera participación para la transformación social.

Lo que deberían hacer estos órganos “autónomos” es promover la participación social y ayudar a que los ciudadanos tomen sus propias decisiones, pues lo que están promoviendo instituciones como ésta no es otra cosa que la ignorancia, en vez de saber cómo funciona la realidad para la posterior resolución de problemáticas sociales.

Lo que realmente trata de hacer esta gente planteando un taller de prototipos es eliminar el diálogo entre ciudadanos que piensan distinto; además, promueve la desigualdad política por medio de lo económico, indignificando, así, al ser humano y lo político, ya que al eliminar el conflicto es como se clausura el diálogo y la lucha por la dignificación humana del buen vivir.Leer más

Mujer: NO subas con hombres al vagón exclusivo

Foto tomada de El País

Por Ximena Cobos CRUZ

Escribo esto porque se ha convertido en una necesidad, primero, de desahogo del coraje de observarlos ahí, sentados, clavando la mirada impunemente, sin pudor o pena alguna en cada mujer que se levanta para descender en la estación siguiente, haciendo gestos asquerosos, sin que nadie diga nada. El silencio nos vuelve cómplices en esta perpetuación de su machismo, de su cosificación de nuestros cuerpos, de su morbo, de su territorialidad y su falta de respeto a espacios que queremos sólo nuestros para sentirnos tranquilas.

En segundo lugar, lo hago porque quiero que seas tú, mujer, mi interlocutora más directa, porque es a ti a quien más ganas tengo de explicarte el panorama. Somos cómplices, sí, ya te lo he dicho. De cierta manera, estamos colonizadas del pensamiento, no obstante, hay que romper con eso y con la complicidad no razonada en la que incurrimos cuando tomamos la decisión, a la ligera, de subir al vagón exclusivo con un hombre acompañándonos. Sí, defiende con garras y coraje al hombre que va a tu lado, que se ha ganado tu confianza y por ello puedes afirmar sin reparo alguno que él sería incapaz de agredir a una mujer, estás en tu derecho, pero escucha ahora. Lo primero es recordar la cantaleta “el amigo, novio, padre, hijo, hermano, compañero de una, amable y respetuoso, ha sido también el agresor de otra(s)”. ¿Todavía no lo crees? No hay problema, eso no hace que subir al vagón exclusivo con él, o ellos, no sea una falta de respeto para el resto de mujeres que decidimos tomar esa opción. Estás imponiendo una persona con la que es tu decisión ─enteramente personal, individual─ estar, a otras que decidimos y buscamos permanecer lejos de ellos en esos hermosos oasis separatistas.

Te explico, es muy fácil. Cuando subes con ese hombre que dices respeta a toda costa a las mujeres, lo que provocas es una bola de nieve que crece a cada estación; cuando hay un hombre en ese espacio exclusivo, éste se convierte en un mensaje para otros: si él va ahí, yo también puedo. Entonces, sube uno y otro y otro más. Si bien tu acompañante puede “no ser agresor”, es el anzuelo, el ladrillo en que fundan los otros hombres su derecho a abordar en una zona exclusiva para mujeres, porque, además, gracias a su educación no formal, entienden todos los espacios como suyos; así, nos expones a todas a una posible agresión, al acoso por parte de alguno de los que subió tras el ejemplo de ese hombre con el que tú abordaste quitada de la pena, segura de su talante de caballero.

Es necesario reflexionar que los hombres se han socializado entendiendo el mundo en relación con sus cuerpos sin imposibles, sin límites, sin lugares prohibidos, por ello, aunque vayan aprendiendo ─muy lentamente─ que esos espacios son sólo para nosotras, con toda su carga cultural, deciden que hay excepciones y abordan el vagón cuando ven que va poca gente y hay lugares ─al fin que ellos se saben no agresores, hombres con la consciencia tranquila─; cuando van con su novia ─pues la respetan y sólo tienen ojos para ella─ o su amiga o su hermana. Sin embargo, ese que se cree no agresor, que subió con su acompañante mujer sin que nadie lo confrontara o quisiera bajarlo, se ve validado entonces para hacerlo cuando va sólo, vuelve a naturalizar la idea de que ningún espacio está negado para él, hombre bueno y ejemplar que le partiría el hocico a cualquiera que se meta con sus mujeres ─espero se vea el sarcasmo de esta frase, el machismo que hay en esa actitud─.

 Así, el siguiente día que sube al metro, entra al vagón exclusivo y ¿qué crees? No puede controlar sus ojos y dejar de mirar las nalgas y los senos a todas las mujeres que suben y bajan, porque desde niños se les ha enseñado que pueden mirar los cuerpos de las mujeres sin discreción, para eso son, por eso se las muestran en las películas, en los anuncios, en la pornografía, en las portadas de discos, en los videos musicales, en los videojuegos, en todos pinches lados. Por esos hombres que se autodenominan no agresores ─que quizá has llegado a defender─, pero que para nada han sido capaces de reflexionar sobre sus micromachismos, un espacio que se supone seguro y libre de acoso se convierte en un lugar donde una vez más no puede estar tranquila ni por diez minutos con esa falta que tanto te gusta, con ese escote que usas por el calor insoportable, esos pantalones con los que te sientes bien contigo y tu cuerpo.

Ahora bien, se vuelve fundamental aclarar que no buscamos espacios exclusivos para mujeres en el transporte porque somos delicadas y nos molesta el contacto con la gente, no estamos peleando por un vagón en aras de una comodidad simplona, de esas por las que muchos te dicen “a la otra toma un taxi” ─uy sí, la mejor opción para las mujeres en esta ciudad criminal─; por el contrario, se trata de buscar no comprometer nuestro espacio vital en un lugar donde por demás está decir que es inherente al sitio y la afluencia la ruptura de las leyes “naturales” del espacio íntimo establecido en mutuo acuerdo, con consentimiento. Buscamos que no se transgreda doblemente nuestro espacio personal, el límite entre mi yo y el otro con roces, tocamientos, metidas de mano, pellizcos, eyaculaciones sobre nuestra ropa, camino a donde sea y a la hora que sea. Esas cosas son realidades y hechos no aislados, no es una experiencia que le sucedió a una o a muchas, pero culpa de un hombre en específico; reconozcamos ya que es parte de una violencia generalizada y no una patología acuñada a un perfil específico.

Sería “tan fácil” exigir una campaña intensa de reeducación ciudadana del uso de los espacios exclusivos, con carteles en todos los vagones donde se informe que si eres hombre y abordas el vagón sólo para mujeres incurres en la violación de la fracción XI del artículo 26 de la Ley de Cultura Cívica, la cual establece que ingresar a zonas señaladas como de acceso restringido en lugares destinados a servicios públicos, sin la autorización correspondiente o fuera de los horarios establecidos, será razón de multa de hasta $2,150 pesos. Articulado con el despliegue de un operativo intenso donde se coloque a policías restringiendo el paso y personal de apoyo entregando volantes con la información pertinente. Empero, vivimos en una sociedad donde cada persona trae el machismo introyectado y las acciones para combatir lo que sea se relajan en pocos días u horas; nadie se salva de conductas que violentan y vulneran a las mujeres, mucho menos los cuerpos policiales, aun cuando se trate de mujeres policías. Muchas hemos tenido ya la experiencia desagradable de que la policía sea quien se burla de ti cuando pides que bajen o saquen del área a los hombres; además de que ya no es posible confiar en ellos, nuestra policía está más que corrompida, es violenta, es una institución machista y es algo que debe de reflexionarse una y otra vez hasta entenderse. Son sólo los hombres quienes pueden ─más o menos─ llegar a sentirse seguros cuando ven a los policías en las calles, nosotras, por el contrario, nos podemos llegar a sentir con facilidad amenazadas porque ellos no dudan en acosar, en mirar morbosamente con una sonrisa en sus rostros que refleja lo inmunes que se saben al castigo.

Por ello, a manera de cierre, quiero dejar claro que si nosotras mismas iniciamos la transformación de los espacios con el respeto a las zonas exclusivas, podemos lograr un impacto en la vida de cada una de las mujeres. A través del cambio de actitud con respecto a los hombres que te rodean y su decisión de abordar el transporte exclusivo, se da un paso más ─aunque quizá se juzgue pequeño o insignificante─ en la lucha de las mujeres por una vida libre de violencia, de acoso, de miedo.

Claudia Sheinbaum, exigir justicia JAMÁS será una provocación

Foto tomada de La Neta Noticias

Por Ximena Cobos CRUZ

Repudiada y tibia Claudia Sheinbaum:

Exigir justicia no es provocación. De verdad que no tengo ni idea en qué cabeza cabe eso que has declarado firme e impávida ante las cámaras si no es en una mente clasista y falta de consciencia de género. Sin embargo, desde la digna rabia, voy a dirigirme a ti aunque no escuches, porque últimamente has demostrado que no sabes hacerlo.

En el mundo entero existe una deuda histórica con las mujeres que se quiere resarcir desde un discursito caído en el lugar común, en la fórmula, sobre todo cuando lo usan servidores públicos en mensajes fabricados para ser televisados y cubrirse la espalda o limpiar la mierda que hay detrás, y no desde la auténtica reflexión sobre el problema de violencia estructural, antes bien, para mantener contentos a sectores que parecen representar un riesgo para esa estabilidad que tanto les gusta aparentar que existe. Justo como tú, Claudia, lo hiciste luego de que muchas, todas, gritáramos en nuestras casas, en redes y en muchos lados, enojadas y ofendidas por tus palabrasLeer más

Universidad Autónoma de la Ciudad de México: de la huelga a la institucionalidad, la resolución de un conflicto.

Foto tomada de Telediario

Por Alonso Mancilla

La controversia sobre la elección al puesto de rector para la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, en la cual el V Consejo Universitario eligió a Galdino Morán como representante legal de dicha institución, como conflicto que se desata a siete años de la huelga del 2012 de esta casa de estudios, llamó la atención de la comunidad y la llevó hacia el debate entre la legalidad y la ilegalidad de la elección. Esta no es la primera vez que la elección se da de esta manera; como si fuera un copiar y pegar, el antagonismo estalla, sin embargo, la resolución es diferente.

Pero, a quién le interesa el conflicto interno de una institución educativa autónoma si no forma parte de su comunidad. Quizá se lo pregunten y por ello, antes de empezar quiero reflexionar sobre el conflicto, pues a lo largo de toda la historia de la humanidad ha existido ―y seguirá existiendo― ya que somos seres diversos, todas y todos con sueños y deseos particulares; somos sociedades diferentes, inclusive dentro de una misma nación ¿a poco en México son iguales la comunidad del norte y la del sur? O ¿la población de Iztapalapa y la de Polanco? Y es que ya desde lo religioso existía el conflicto ¿no se acuerdan que Adán comió la manzana prohibida y lo desterraron de aquel paraíso?Leer más