Para eso me contrataron !y se chingan! Entrevista a un ex miembro del Primer Batallón de Fusileros Paracaidistas

Por Rogelio Dueñas

¡ ¡ ¡ ¡ ¡quién ¡ ¡ ¡ ¡ ¡trajo¡ ¡ ¡ ¡ ¡esos¡ ¡ ¡ ¡ ¡buitres¡¡ ¡ ¡ ¡
uniformados ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! que pasan
desfilando sobre el cuerpo / ¿ooooohooooo! /
trrrrrrrr-rracatraco la metralla y
sale aire en vez de sangre

José Vicente Anaya

NOTA INTRODUCTORIA

En México, durante la segunda mitad del siglo XX, quedó manifiesto que la represión y tortura son prácticas predilectas de la élite política, pues estuvo provista de innumerables casos en donde los gobernantes se valieron de los cuerpos coercitivos del Estado para sofocar la disidencia social y así mantener intactos sus privilegios. Como ejemplos tenemos el caso del movimiento social de 1968 que desembocó en la negra jornada del 2 de octubre en Tlatelolco o la infame guerra sucia de los años 70’s; pruebas fehacientes de que el sistema “democrático” mexicano sólo sabe abrirse paso a bayoneta calada. Quienes sobrevivieron a estos y otros episodios represivos han dado a conocer sus testimonios. Es gracias a ellos que hoy en día contamos con versiones de los hechos más fidedignas, las cuales distan mucho de las enturbiadas versiones oficiales.

El presente testimonio pretende contribuir a la serie de evidencias que han ayudado a develar los detalles que la oligarquía mexicana ha querido mantener bajo el agua. Sólo que en esta ocasión a quien se le ha cedido la palabra no es una víctima, sino un exsoldado; su nombre, José, quien, por obvias razones, me ha solicitado omitir sus apellidos. A su vez, la presente entrevista busca generar reflexiones en torno al verdadero papel que desempeñan policías y militares, pues a pesar de que son bien conocidas las prácticas inhumanas a las que se circunscriben, así como los intereses que protegen, aún hay quien se atreve a decir que “no merecen el odio del pueblo pues también son trabajadores”. Nada más alejado de la realidad, pues no olvidemos que pertenecen a una superestructura jurídico-política encargada de concentrar la brecha entre ricos y pobres.    

Es indispensable señalar que, si bien José participó en decenas de escaladas represivas, el presente testimonio se reduce sólo a los hechos que el entrevistado consideró de mayor relevancia histórica.     Leer más

Padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa marcharon esta mañana

Imagen tomada de El Imparcial Oaxaca

Por Enpoli

Familiares de los 43 normalistas desaparecidos entre la noche del 25 y la madrugada del 26 de septiembre de 2014, en Iguala , Guerrero, marcharon esta mañana en la CDMX no sólo para hacerse presentes y manifestar que su lucha no tendrá fin hasta que se aclare lo ocurrido.

Los padres, madres y estudiantes de la Normal Rural Isidro Burgos partieron del monumento de los 43, ubicado en Paseo de la Reforma, hacia la Fiscalía General de la República, para exigir a las autoridades de ésta se cumpla el acuerdo de reconstruir la investigación del caso desde cero, además de realizar un balance de resultados a principio de diciembre y buscar un mecanismo para evitar se continúe poniendo en libertad a los detenidos por el caso.Leer más

“Comemos o pagamos luz”: MNUEE

foto tomada de CENCOS 

Por Enpoli 

Ciudad de México, 11 de julio de 2019. El día de hoy, en el Centro Nacional de Comunicación Social A.C. (CENCOS), una comisión de miembros del Movimiento Nacional de Usuarios de la Energía Eléctrica (MNUEE) presentó una serie de demandas y medidas que han tomado para contrarrestar los abusos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y para buscar que el Gobierno federal ofrezca el mismo trato que dio a la población en Tabasco.

El MNUEE se compone de comités organizados en el área metropolitana, principalmente en las alcaldías de la Ciudad de México y municipios del Estado de México; tiene casi 10 años en resistencia civil pacífica, y surgió a raíz de la extinción del organismo público Luz y Fuerza del Centro —por decreto del expresidente Felipe Calderón— y tras la llegada de la CFE, “que significó un perjuicio para nosotros, a través de los recibos inhumanos, nos empezaron a llegar cobros exagerados debido a la falta de lectura de nuestros servicios, estimaciones de consumo, nos impusieron la injusta tarifa doméstica de alto consumo (DAC), llevándonos a la terrible decisión de comer o pagar el servicio eléctrico”, expresaron.Leer más