Coronavirus ¿qué hay después?

Por Alonso Mancilla

 

“Se puede decir, por otra parte, que a partir del momento
en que la más ínfima esperanza se hizo posible
en el ánimo de nuestros conciudadanos,
el reinado efectivo de la peste había terminado”
Albert Camus, en La Peste.

 

Sabemos que el COVID-19 se terminará tarde o temprano, algunos expertos en salud dicen que en junio, no lo sabemos, pero tenemos certeza de que el virus más fuerte sigue presente y no tiene cuándo se termine y no, no estoy hablando del ser humano en abstracto, me refiero al sistema imperante de destrucción masiva, que acumula y, aun cuando “nos quedamos en casa”, aprovecha el momento para fortalecerse, o acaso no han visto cómo los bancos siguen funcionando, los supermercados siguen abiertos y el patrón ficticio, pero concreto, de Uber sigue acumulando.

Pareciera que el COVID-19 está por cumplir sus objetivos deseados, como lo hubo anunciado Albert Camus en La Peste, cuando el suero de Castel por fin había vencido a la enfermedad, no porque hubiera encontrado la medicina, pues nunca cambió el método, “se tenía la impresión de que la enfermedad se había agotado por sí misma o de que acaso había alcanzado todos sus objetivos. Fuese lo que fuese, su papel había terminado”.Leer más

Recuento de los daños o un balance de la situación política en América Latina

Por Alonso Mancilla

Este año, en México, el gobierno fue muy importante para la política y la economía del Estado, pues ha sido el cambio hacia una administración que se deseaba desde hace ya unos 12 años, esos dos sexenios donde se habían robado la presidencia los partidos de derecha (PRI y PAN). La consagración de López Obrador fue entonces uno de los hechos fundamentales para el parteaguas latinoamericano de movilización social, y no podría ser de otra manera, ya que América Latina es el semillero del populismo de izquierda, del cual la figura fundamental son los líderes carismáticos como impulsores de la revolución.

No es que el hecho mismo de que México cambiara al administrador del capitalismo haya sido un gran hito en la historia continental, pues inclusive Obrador habría podido llegar a la presidencia como medio de apaciguamiento social o como una simple herramienta de reducción de la violencia para la paz y prosperidad de la burguesía ―tanto nacional como extranjera―, sin el afán de reducir esos planteamientos, haré énfasis en la premisa de que López Obrador sigue una línea diferencial con sus adversarios políticos y una similitud con los líderes que han puesto como herramienta revolucionaria el fortalecimiento de la soberanía nacional como vía de transformación política y económica.Leer más

El descarado carasucia de Guardiola

Foto tomada de El Confidencial

Por Alonso Mancilla 

I

Esta mañana desperté y me levanté con un único pensamiento: hoy se juega una jornada más del “deporte más hermoso del mundo” ―como lo anunciara cada tarde, después de más de casi 15 años, Luis Omar Tapia― de la UEFA Champions League.

Como cada día, fui a la esquina del mercado ―cerca de casa― compré el diario y, después de saludar al “jugos”, me daría cuenta que no traía la llave, tuve que tocar pero no abrían la puerta, volví a dar unos fuertes pinchazos con las monedas pero sin respuesta; así que decididamente me dispuse a hacer lo impensable y a enfrentarme con mi compañera ―me dije: claro que sí― y chiflé hasta el desgarramiento pulmonar.Leer más

El FMI desató la violencia y la inseguridad

Foto tomada de Nodal

Por Alonso Mancilla

Durante su habitual conferencia de prensa, el pasado martes 23 de julio, el presidente de México Andrés Manuel López Obrador cuestionó al Fondo Monetario Internacional (FMI), pues éste mencionó que el país tiene una baja expectativa de crecimiento económico y que en este año sólo tendrá un 0.9 por ciento, a lo que el mandatario respondió tajantemente que “el FMI debe pedir disculpas al pueblo de México”, ya que “son los que impusieron la política económica neoliberal, que causó muchas desgracias en México”.

Por consiguiente, AMLO afirmó que el FMI debería hacer autocrítica y declarar “lo que propusimos resultó un fracaso y causamos un grave daño a los mexicanos porque dijimos que con la privatización iba a haber crecimiento y […] empleo”, por medio del adelgazamiento del Estado y de apostar por el mercado. Pero, nada más alejado de la realidad. Por ello, cuando Obrador critica abiertamente las reformas, afirma: “al contrario, qué fueron las reformas estructurales: (…) aumento de impuestos, paralización de la economía; qué fue la reforma laboral: quitarle derechos a los trabajadores; qué fue la reforma educativa: polarizar y afectar la dignidad de los maestros; qué fue la reforma energética: caída en la producción petrolera, más dependencia en la compra de combustibles”.Leer más

Empoderamiento del Estado, la estrategia de AMLO

Imagen de Alfredo Estrella, Agence FrancePresse-Getty Images, Brendan Smialowski, Agence FrancePresse- Getty Images

Por Alonso Mancilla 

 

Después de la firma del acuerdo entre México y Estados Unidos, en el cual López Obrador se sometía a la voluntad de Donald Trump de frenar la migración, desplegando la Guardia Nacional en las fronteras del sur de México, aunque la voluntad del mandatario mexicano había sido la de promover una política migratoria respetuosa de los derechos humanos y de la dignidad de los migrantes, con dicha acción dio un paso hacia una política de criminalización y de terror. Sin embargo, lo que habría que preguntarnos es ¿por qué este cambio repentino y radical?Leer más