La calistenia como transformador social

 Por Alonso Mancilla

Los pueblos y las comunidades han sobrevivido a lo largo de la historia humana a la destrucción, tanto de las bombas como de la violencia en las calles; en las sociedades latinoamericanas hemos sido despojados y despojadas de nuestras identidades, no solo una vez con la Conquista, sino muchas veces, y esto sucede cada vez que se busca otra forma de ver el mundo. Nos arrebatan nuestra identidad, no obstante, construimos otras, más solidarias, y nos hacemos comunidades en espacios y lugares que jamás habíamos pensado, esto, precisamente, ocurre con el deporte: pues une lo más diverso de la sociedad.

En ese sentido, la sociedad mexicana como las latinoamericanas, están inmersas en la desposesión histórica que ha producido diferentes tipos de violencias, desde los robos, los enfrentamientos entre grupos del narcotráfico y sus consecuencias “colaterales”, consumo de sustancias psicoactivas, alcoholismo, utilización de lenguaje inapropiado, intimidación a la comunidad y, por supuesto, la opresión que sufren las mujeres. Todo, consecuencia de la cotidianidad capitalista en la que vivimos —y morimos—. Es precisamente por ello que este artículo parte de la idea de “sistematizar el deporte de la Calistenia como una experiencia pedagógica de transformación social”, pues, hoy en día, necesitamos poner un deporte tan practicado, pero tan criminalizado como es la Calistenia, como un agente transformador que interviene en la comunidad.

 

La calistenia como diálogo

Así, a partir de lo planteado anteriormente, nos surge la interrogante ¿cómo ha contribuido la práctica de la Calistenia en la transformación social de los niños, niñas y jóvenes que habitan en las zonas urbanas o conurbanas de nuestro país (México)? considerando que en este escenario se presencian fenómenos sociales que afectan la seguridad, la formación integral del ser humano/a y su desarrollo físico-mental.

Para contestar este cuestionamiento, entrevistamos al psicólogo y director Russed García Tomay y a la comunicóloga y presidenta Lizbeth Chávez Sánchez, de Russed-Mx, organización que fomenta el deporte de la Calistenia a todo lo largo y ancho de la República mexicana. La historia de dicha organización, como García bien indica, surge con una propuesta de un nombre personal, pero que al equipo se le hizo inusitado e innovador, pues sus siglas han adoptado una concepción de valores tales como Respeto, Unión, Solidaridad, Superación, Esfuerzo y Dedicación (RUSSED), dicho nombre se utiliza para constituir una organización como método para subsidiar gastos operativos de apoyo para los atletas, así como para gestión de eventos.

Bernardo Secchi, en La ciudad de los ricos y la ciudad de los pobres señala que la configuración de la ciudad y el territorio cambia constantemente; transformando aspectos fundamentales de la estructura económica y social, se modifican los sistemas de solidaridad e intolerancia dentro de la sociedad. Es por eso que cuando se definen las características morfológicas y tipológicas de una parte de la ciudad puede traducirse en una política de separación y exclusión. Como la lepra, la peste y la viruela, la pobreza ha estado en el origen del pánico individual y general que ha actuado sobre el imaginario colectivo, dando lugar a diferentes dispositivos de seguridad, precisamente el miedo al pobre a menudo ha originado la demanda de políticas específicas de exclusión, de control, de alejamiento o internamiento, que han llevado, también la mayoría de las veces, a la obsesiva búsqueda y estigmatización de determinados grupos sociales (Secchi, 2015: 48-51).

Eso mismo sucede con los lugares donde se practica la calistenia o, como popularmente se ha definido, “las barras”, los que precisamente son puntos que han sido tomados por la delincuencia organizada, por lo que incluso a los y las practicantes de ese deporte se les ha tachado de ser parte de ese mismo grupo social, no obstante, como subraya Lizbeth, si bien la cuestión del espacio en donde se practica este deporte no es el factor principal para que se le adjudiquen este tipo de prácticas delincuenciales, sí tiene algo que ver, ya que principalmente en Ciudad de México las estructuras para llevarlo a cabo están ubicadas en parques de diversas alcaldías, en su mayoría, de zonas de precariedad en donde hay un índice alto de delincuencia y marginalidad, pero no justo por que se practique en estas zonas es sinónimo de que los atletas en estos parques sean delincuentes. Asimismo, plantea Russed que “las barras” han sido catalogadas como un punto rojo a raíz de ciertos acontecimientos y conductas de algunas personas que han estado inmersas en esos lugares, sin embargo, el deporte ha sido estigmatizado de manera errónea ya que muchas veces estas personas no lo practican, aunque son las causantes de acontecimientos que están vinculados al consumo de drogadicción y conductas parasociales en torno a los espacios donde se practica calistenia en colonias populares.

Por otra parte, hoy sabemos —después de una crisis de salud mundial ocasionada por la pandemia del COVID-19—, que la salud, tanto física como emocional, es fundamentales para realizar nuestras actividades cotidianas cargadas con el peso de llevar a la mesa algo que comer, pudiendo caer en la depresión —que parece ya es una enfermedad social— e, inclusive, en el suicidio. Además, este virus global ha terminado por llevarse a personas que han tenido problemas de salud, desde obesidad y diabetes hasta fumadores de tabaco. Por ello, como plantea el director de Russed-Mx, es importante señalar que desde hace poco menos de cinco años algunas disciplinas se han estado vinculando a este deporte, tal es el caso de la nutrición, la cual ha brindado mayor información y herramientas para la estrategia de competición, ya que una buena alimentación lleva a un buen rendimiento físico y mental. Por su parte, la presidenta de Russed-Mx piensa que, aunque la calistenia es un deporte que apenas comienza a visibilizarse y proyectarse de manera seria, siempre ha sido un deporte de alto rendimiento, pues la carga muscular y el grado de resistencia a la que los atletas someten sus cuerpos en entrenamientos y competencias, que van desde 20 a 100 repeticiones seguidas en un ejercicio de 5 más, solo por poner un ejemplo, como cualquier otro deporte y como menciona el director, necesita tener tanto un balance nutricional para no descompensar al cuerpo, así como una asistencia fisioterapéutica y un asesoramiento correcto de ejecución en los ejercicios.

De esa manera, podemos entender que la calistenia es un deporte no solamente de alto rendimiento, sino una disciplina que, al practicarse cotidianamente, puede otorgarnos grandes beneficios a la salud. Es como plantea García Tomay, “en general el deporte por sí solo es una fuente de salud física y mental, en el caso de la calistenia se puede mencionar que, aunado a lo anterior, también proporciona un incremento de fuerza y resistencia física” o, como afirma Chávez Sánchez: además de un incremento de masa muscular que hace que tu cuerpo se vea atlético, favoreciendo al buen estado de ánimo, se vuelve más funcional para las actividades diarias.

Asimismo, el director Russed explica que “hacer ejercicio con el propio peso corporal ayuda a liberar sustancias del cerebro llamadas neurotransmisores como lo son la serotonina y las endorfinas, los cuales producen el buen estado de ánimo y ayudan en el desarrollo de una mejora autoestima”. Esto sugiere que la calistenia, como cualquier deporte que se practique de manera cotidiana —como disciplina—, otorga estabilidad emocional para resolver problemas que alteran el estado de ánimo de las personas. “Un ejemplo de ello se pudo comprobar en el proyecto de reinserción social que llevó a cabo el director del movimiento Russed Mx dentro del Reclusorio Preventivo Varonil Sur, que trataba de la regulación del consumo de sustancias tóxicas a través de la calistenia, en el cual pudo comprobar que practicar calistenia intervino de manera positiva en el estado de ánimo de las personas privadas de la libertad ya que el comportamiento hostil de algunos internos fue disminuyendo a lo largo de las sesiones”, detalla la presidenta. Por lo que la práctica de este deporte no solo es un aliciente para estabilizar nuestras emociones, sino que, al mismo tiempo, puede ser un transformador social, pues puede tratar de sacar de la intoxicación en la que se sumergen personas consumidoras de estupefacientes.

Por consiguiente, la práctica de la calistenia es un transformador social no solo porque promueve el control de las emociones o porque pueda combatir la drogadicción, sino porque los practicantes desarrollan habilidades cognitivas que desahogan el conflicto a través del diálogo. Esto quiere decir que, como afirma Russed, “las competencias de calistenia comprometen al atleta a potenciar sus procesos cognitivos. Esto se da de manera inconsciente, ya que se ven expuestos a situaciones que ponen a prueba sus habilidades psicológicas, como tolerancia a la frustración. Un ejemplo de esto,  resalta Lizbeth, “pueden ser las funciones ejecutivas, la atención a la hora de recibir indicaciones por parte de los jueces y la concentración a la hora de ejecutar los ejercicios. Estas habilidades cognitivas se pueden ejemplificar, además de en los atletas, en las personas que son líderes de grupos de calistenia o que pertenecen a algún grupo y quieren empezar a desarrollar un evento, ya que, con base en la experiencia de anteriores eventos, crean nuevos métodos de jueceo y logística”.

 

La calistenia como organización social

La práctica de la calistenia en su totalidad apunta a una forma de comunitarismo, pues al momento de tomar decisiones y participar en la organización de los eventos, hay que buscar la manera de gestionarlos. Al respecto, el director de Russed-Mx nos cuenta que “era difícil encontrar un espacio de apoyo, ya que quien entraba a esta disciplina, tenía que encontrar sus propias estrategias y recursos para su desarrollo. Hoy en día tenemos la fortuna de contar con gente preparada y especializada en la disciplina, y precisamente son ellos los que brindan apoyo a las nuevas generaciones. Es importante mencionar, de manera puntual, que los diferentes grupos que han surgido en los últimos tiempos, son grupos con una nueva visión de consciencia, con valores que promueven la unión, el respeto, el apoyo. Y precisamente esa es una de las características que promueve el movimiento”.

Sabemos que la calistenia puede ser un transformador social por combatir la violencia, el consumo de alcohol y de drogas, por lo que les preguntamos cuál sería su propuesta concreta y la respuesta del director Russed fue muy interesante, ya que plantea que “una de las ventajas que tiene el movimiento es que está basado en un fundamento académico psicológico, y desde esta perspectiva hemos creado una alternativa de vida para las y los jóvenes. Ahora 32 Aztecas se ha convertido en el objetivo principal de los atletas que se dedican a esta disciplina, eso hace que su concentración esté dirigida a un fin, y no en el ocio, ni en experimentar con sustancia nocivas para su salud”.

El encuentro 32 Aztecas es una competencia nacional de calistenia, la cual ya tuvo una primera edición en el 2021 y fue una alternativa en contra del encierro por la pandemia del COVID-19. Es un evento que surgió, afirma la presidenta, como una propuesta basada en un fundamento académico para crear un sentido de pertenencia entre los jóvenes seleccionados, y que eso a su vez se convirtiera en fuente de inspiración para generaciones en desarrollo, con el propósito de concentrarse en sus entrenamientos para poder obtener un pase a los 32 aztecas donde solo los mejores pueden estar. Sin embargo, la pandemia nos limitó a cierto número de asistentes, lo cual nos orilló a crear un control de sanidad con las medidas pertinentes, aun así, se pudo llevar a cabo, obteniendo grandes expectativas y convirtiéndose en preámbulo para esta segunda edición y en uno de los mejores eventos de calistenia de todos los tiempos.

Por consiguiente, prosigue Lizbeth, “este año tenemos programado el evento el día sábado 16 de Julio en el domo del deportivo Plan Sexenal. Cabe mencionar que esta segunda edición es el salto para la competencia internacional que se llevará a cabo en contra de los Estados Unidos, programada para el día sábado 11 de septiembre del año en curso”. Esto quiere decir que el encuentro de los 32 aztecas es un evento donde se reúnen los mejores atletas que practican la calistenia, los cuales se clasificaron a partir de las competencias locales en cada estado de la república, por lo que tanto el campeón como los finalistas se enfrentaran con los mejores de Estados Unidos.

El método de competencia que se utiliza en dicho evento es un versus de uno contra uno hasta llegar a la final, primero se desarrollan 16 enfrentamientos, luego 8, después 4, la semifinal y final; los primeros 4 atletas se ganan su pase directo a la tercera edición. Ahor bien, aunque hay otras ramas de la calistenia que llevan tiempo en la escena, no se ha visto algo similar a nivel mundial, ya que, el concepto y formato de versus lo hacen único. Y, precisamente, este evento es la puerta para el internacional y el camino hacia el mundial, en la rama de fuerza y resistencia, hace hincapié Lizbeth.

En consecuencia, nos plantea el director, “que el trabajo del movimiento Russed-Mx es reconocer el esfuerzo de los atletas que se dedican a este deporte e impulsar la diciplina a un escalafón más alto. Claro que hay otros grupos que están trabajando arduamente, y son estas colaboraciones las que han llevado a este punto la calistenia”. Entonces, podríamos decir que estos tipos de eventos que promueven la profesionalización y la reivindicación de la calistenia son un esfuerzo conjunto de varios grupos de practicantes de este deporte que se han unido para alcanzar ese fin común.

Además, la calistenia, que pareciera que es un deporte “solo para hombres” ha empezado a romper, como lo ha estado haciendo el feminismo desde diferentes disciplinas y prácticas, los estereotipos y los roles de género que han oprimido históricamente a las mujeres, pues las ha impulsado a practicar y realizar las actividades que más les plazcan y les apasionen, pues, como nos menciona la presidenta —desde mi punto de vista como mujer— considero que el hecho de que a este deporte no se le diera la importancia y apoyo desde tiempo atrás para incentivarlo, además del estereotipo que se tiene acerca de éste, influyó mucho en que el porcentaje mayor de personas que lo practicaban fueran hombres. Como anteriormente mencionábamos, las condiciones en las que se mantenían o mantienen algunos parques tienen consigo un ambiente hostil y esto, de cierta manera, no los hacía ver como un lugar seguro para que mujeres pudieran acercarse a este deporte, si bien no generalizo en que éste sea o siga siendo el caso de todas, solo es mi punto de vista.

Como pasa con prácticamente toda la sociedad en la visión impuesta por los hombres, desde la escritura y la política, hasta la economía, en este deporte también se ha invisibilizado el trabajo que han realizado las mujeres, pues, como afirma Chávez Sánchez, “sí existen mujeres que practicaban calistenia desde algunos años atrás con un nivel de fuerza impresionante, aunque el porcentaje de asistencia estuviera por debajo que el del género masculino. Actualmente, gracias a la difusión y apoyo que se le ha dado por diversos grupos de calistenia y otros grupos externos, ya existen más mujeres inmersas e incluso grupos de mujeres que practican este deporte sin prejuicios y con más confianza”.

 

Calistenia ¿lucha contra los prejuicios?

La calistenia, como hemos observado en este recorrido que nos han dado la y el entrevistado, es una lucha no solo por el reconocimiento y desarrollo de una identidad practicante de este deporte, sino contra todos los prejuicios que conlleva practicarlo: por una parte, los hombres contra el estigma de creerlos delincuentes y, por la otra, las mujeres masculinizadas bajo la idea de que no es un deporte para ellas, por lo que si lo practican no hay otra visión sobre ellas sino la pérdida de la feminidad. Por consiguiente, para combatir esta criminalización de la calistenia, plantea Russed, es necesario partir con “menos palabras y más trabajo, esa es la clave que nos ha mantenido presentes, crear nuevos parámetros, nuevas estrategias que inducen a mejorar hábitos y la calidad de vida. No vamos a negar que hay prácticas de conductas parasociales, algunas personas mantienen el consumo de estupefacientes, sin embargo, eso no es obstáculo para su desarrollo en habilidades de comunicación con trabajo de valores. Es un tema algo complejo, socialmente hablando, pero nosotros hemos creado un sistema de comunicación empático, sin prejuicios ni discriminación. Insistimos en que el proyecto por sí solo persuade a las y los jóvenes a comportarse como atletas profesionales fuera del consumo de drogas” y de estereotipos de género.

De esa manera, luchar contra los prejuicios y la criminalización de este deporte es transformar la forma de vivir y de hacer conciencia de que otro mundo se puede impulsar a partir de la práctica del deporte. Así como afirma Lizbeth:

 “la calistenia es una de las cosas que doy gracias por haber conocido, ya que como atleta de esta disciplina y como parte del proyecto Russed-Mx me ha hecho ver que a pesar de que aún hay muchos problemas sociales que se tienen que resolver, lo importante no es quedarse con los brazos cruzados, sino crear y desarrollar alternativas que nos puedan beneficiar como ciudadanas en pro de un cambio. Pareciera ser que no hay mucho por resolver porque estamos tan acostumbradas a que los cambios quizás no lleguen, pero solo falta ver a nuestro alrededor y darnos cuenta de que hay muchas cosas por las cuales tenemos que trabajar en conjunto.

Al final todo el esfuerzo que hagamos por conseguir un cambio será la herencia para las nuevas generaciones de jóvenes y niñas, para que puedan ver este deporte como lo que es, un deporte serio”.

Del mismo modo, ahonda Russed:

“este proyecto se ha convertido en el día a día. Personalmente, me ha hecho crecer en varios ámbitos de mi vida, me ha hecho desenvolverme de una manera que no imaginaba. Acoger una responsabilidad de este tipo me hace aprender nuevas cosas y estar constantemente en movimiento, creando y generando nuevas estrategias para el bien de la calistenia y el deporte en general, y sobre todo es algo que me apasiona hacer, ya que desde la perspectiva psicológica estamos demostrando que el proyecto es una realidad y está dando frutos positivos. En tema de delincuencia y consumo de sustancias toxicológicas también estamos teniendo un avance, logrando romper con los esquemas y estereotipos que se tiene de las barras, coloquialmente hablando”.

Para ir concluyendo, podemos decir que, tanto Lizbeth como Russed, como promotores de este deporte, tratan de incentivar a los y las atletas, buscando mejores oportunidades de vida para su desarrollo integral y que en un futuro puedan vivir de él; como lo ha hecho el box, como lo intenta el skate y como el fútbol se ha vuelto referente de ese proceso. Por ello, si desde una perspectiva saludable, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha establecido que una persona adulta debe realizar al menos 150 minutos semanales de actividad física moderada, la calistenia puede ser una alternativa para hacer deporte saludablemente, ya que en este deporte, que es considerado de alto rendimiento, los y las atletas que lo practican desarrollan rutinas de hasta 2 horas y media, entonces, se podría impulsar a la calistenia como un deporte cotidiano como, por ejemplo, correr, donde utilizas en promedio 180 minutos a la semana; bien puedes utilizar ese tiempo para ejecutar rutinas de calistenia.

 

¿Quieres asistir al encuentro de los 32 aztecas?

Asiste este sábado 16 de julio del 2022 en el domo del Deportivo Plan Sexenal, ubicado en Plan de Guadalupe 82, Nextitla, alcaldía Miguel Hidalgo, Ciudad de México.

Boleto en preventa: 500 pesos.

Día del evento: 800 pesos.

Facebook: https://www.facebook.com/Russedmx

 

Please follow and like us:
Publicado en Deportes y etiquetado , , , , , , , .

Un comentario

  1. Excelentes datos y diferenciadores hacia el deporte como la Calistenia en México, Fuerza kong’s se une y siempre en pro de los beneficios socio-psicologicos hacia la población en general (hombres,mujeres, niños, ancianos, etc) a seguir trabajando duro para ir cambiando vidas a mediano y largo plazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *