Por qué te tienes que volver vegano

Por R. Andrea Izcoa Schmidt[1]

La dieta que llevamos cada vez se vuelve más importante, pues vivimos en un mundo donde tener un estilo de vida saludable se ha vuelto una tendencia. Sin duda alguna, las dietas veganas han sido el centro de atención dentro de estas tendencias en favor de la salud, sobre todo por el aumento significativo en su número de seguidores durante los últimos años. Sin embargo, el debate sobre sus ventajas y desventajas parece interminable, a pesar de que está comprobado que las dietas veganas ayudan a la prevención de enfermedades crónicas, cardiovasculares y metabólicas. 

El debate sobre tener una dieta vegana o no se sostiene por creencias falsas como que “no es saludable porque no se obtienen los nutrientes necesarios para nuestro cuerpo”, pues tenemos falsa percepción de que nutrientes y proteínas son sinónimos de carne. Al respecto, la Academia de Nutrición y Dietética menciona que “las dietas vegetarianas adecuadamente planificadas, incluidas las dietas totalmente vegetarianas o veganas, son saludables y nutricionalmente adecuadas”. De igual forma, varias asociaciones de salud, nutrición y odontología apoyan la práctica de este tipo de dieta. 

A pesar de ello, sé que decir que una dieta vegana planeada adecuadamente es saludable no va a ser argumento suficiente para muchos de ustedes. Ya que efectivamente, esto se puede asumir de cualquier otro tipo de dieta.  Por esta razón, te daré la explicación de por qué surgen creencias como la explicada anteriormente. 

Se conoce que los vegetarianos y los veganos pueden presentar deficiencias de nutrientes como: proteínas, calcio, ácidos grasos omega 3, hierro, Zinc, Yodo, vitamina D, vitamina B12. No obstante, en una dieta vegana si se puede llegar a obtener todos estos nutrientes. Sin embargo, existen casos como el de la vitamina B12, en donde la cantidad obtenida no es suficiente para nuestro cuerpo. 

Ahora, la cobalamina o la vitamina B12 es muy importante en nuestro organismo, porque es la responsable de las células de nuestro cuerpo e imprescindible para nuestro metabolismo y el funcionamiento del sistema nervioso. Se dice que esta vitamina se encuentra únicamente en alimentos de origen animal; esto no es totalmente cierto, pues existen algunas alternativas como los análogos inactivos de la vitamina B12 en alimentos como el alga espirulina, la soja fermentada y el tofu. Otras de las alternativas son optar por alimentos fortalecidos con vitamina B12 o simplemente un vitamínico (María Josefa Andreu Ivorra, 2015-2016). 

Por otra parte, una de las causas por las que muchas personas han decidido cambiar a una dieta vegana es porque es mucho más amigable y menos nocivo con el medio ambiente. El sector agropecuario requiere demasiados recursos para su producción y también es uno de los principales responsables de emisiones de gases de efecto invernadero (Carlota Arús Martínez, 2020). Aproximadamente el “70% del consumo de agua dulce, el 38% del uso total de la tierra y el 14% de las emisiones de efecto invernadero del mundo” proviene de la producción de alimentos a partir de animales. Lo más preocupante es que se calcula que para el año 2030 el consumo de este tipo de alimentos aumente un 44% (María Josefa Andreu Ivorra, 2015-2016). 

Existe una infinidad de estudios en donde se muestran evidencias de que las dietas veganas o vegetarianas son benéficas para la salud y, como se mencionó más arriba, para la prevención de enfermedades crónicas, cardiovasculares y metabólicas. Incluso, se sabe que llevar una dieta vegana puede mostrar grandes beneficios en el desempeño de los atletas. 

Si bien, existen otros estudios que muestran casos sorprendentes sobre los resultados de optar por una dieta vegana o vegetariana, uno de estos casos es el de los gladiadores romanos. En donde los huesos de estos gladiadores de la antigua ciudad de Efesto, tenían unas peculiaridades, pues sus huesos eran más sanos que los del resto de la población. Investigadores decidieron medir el colágeno, estroncio y calcio de los huesos de los gladiadores y lo que reveló el estudio fue impresionante, pues indicaba que la mayoría de estos gladiadores eran vegetarianos (Muy interesante, 2018).

Otro de estos casos es el de la isla de Cerdeña, a la que se atribuye tener la población más longeva del mundo. Después de muchos años de investigación, Buettner (autor de diversos artículos en The Wall Street Journal) descubrió que uno de los factores de la longevidad de los pobladores de esta isla, se debía a que su dieta estaba basada en carbohidratos complejos, en concreto: verduras, fruta, los granos enteros y, sobre todo, las judías. 

Ambos estudios son de gran importancia, ya que una vez más nos prueban que una dieta vegana o vegetariana sí es saludable. Del mismo modo, son una evidencia irrefutable de que la alimentación a base de plantas y granos provoca beneficios en la estructura de nuestros huesos y longevidad; y no necesariamente una deficiencia de nutrientes críticos. 

Podemos cerrar con que si bien existe una cantidad enorme de información y creencias erróneas acerca de la adopción de una dieta vegana, ahora sabemos que esta dieta puede ser extremadamente benéfica para la salud. Claro, siempre y cuando esta dieta sea balanceada y planeada de manera correcta, igual que con cualquier otra dieta.

 

 

 

 

Referencias

Andreu, M. (2015-2016). Nutrición y salud en la dieta vegana. http://openaccess.uoc.edu/webapps/o2/bitstream/10609/58407/3/fandreuiTFM211216.pdf

Medina, C. (2016). El mundo vegano: un nuevo estilo de vida, una nueva ética. https://repository.eafit.edu.co/bitstream/handle/10784/8727/Catalina_ArangoMedina_2016.pdf?sequence=2&isAllowed=y

Arús, C. Veganismo y soberanía alimentaria: una alternativa al sistema de consumo y Producción actual de carne. https://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/103369/1/Carlota_Arus.pdf

Rojas, D. et al. (2017). Ventajas y desventajas nutricionales de ser vegano o vegetariano. https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?pid=S0717-75182017000300218&script=sci_arttext

Ferre, J. (s. f.). Dietas vegetarianas y veganas y su relación con la salud en el anciano. https://zaguan.unizar.es/record/98563/files/TAZ-TFM-2020-744.pdf

Sanchis, J. et al. 2016. Dieta vegana en la infancia: beneficios y riesgo. https://www.researchgate.net/profile/Lucia-Redondo-Cuevas/publication/313239070_Dieta_vegana_en_la_infancia_beneficios_y_riesgos/links/58b98b50aca27261e51e136f/Dieta-vegana-en-la-infancia-beneficios-y-riesgos.pdf

Araya, P. 2018. Vegetarianismo un debate de salud. https://www.nutricionconsciente.org/2018/09/02/vegetarianismo-un-debate-de-salud/

Barnés, H. (26/05/2015). El secreto del pueblo europeo más longevo nos enseña cómo vivir más y mejor. https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2015-05-26/el-secreto-del-pueblo-europeo-mas-longevo-nos-ensena-como-vivir-mas-y-mejor_854498/

Muy Interesante. (2018). ¿eran vegetarianos los gladiadores?. https://www.muyinteresante.com.mx/historia/gladiadores-dieta-vegetariana/

 

[1] Mi nombre es R. Andrea Izcoa Schmidt, soy mexicana y actualmente curso mi último año de preparatoria. Me considero una persona consciente y alegre que está en una búsqueda constante de oportunidades para crecer personal e intelectualmente para aportar a mi entorno, siempre de la mano de la creatividad y el arte.

Please follow and like us:
Publicado en Alimentación y etiquetado , .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *