Alexander Silva | Poemas

Alexander Isaac Freire Montoya (Ecuador, 1992). Licenciado en Comunicación Social con énfasis en Comunicación Organizacional. Graduado de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad Central del Ecuador. Amante de viajes largos. Incesante lector y viajero. Estudiante apasionado por la literatura y la danza. Bailarín de Danza Contemporáneo, Folklor y Ballet Andino Humanizarte. Fue uno de los ganadores de las IV Justas Literarias de San Ginés de la Jara, concurso que se llevó a cabo con el apoyo del Ayuntamiento de Cartagena y la Unión Nacional de Escritores en España. 2019.

 

Fracturas

Aclaración.

No tengo intenciones de errar

por los territorios vagos.

Escribir, sacar palabras de mi lengua

no me aleja del dolor,

no me salva,

si acaso es una declaración de guerra.

Es una pausa al dolor,

al sumergirme en las aguas pantanosas

de lo que puede decir un párrafo.

Me rompieron las manos, las uñas, los dedos

los ojos y los días.

Son semanas que he pasado así.

Los niños están hartos de mí

y de sus días asidos en un cuarto oscuro.

Les digo que no me sale nada,

que no puedo hacer nada,

que no quiero hacer nada.

¿Qué podré hacer con todos estas semanas

un tanto muertas?

 

2

Un silencio aglutinante debajo de mi garganta

siempre se apresta a cantarme,

se toma mi habitación sin sol.

Escucho murmullos y claveles que no existen,

es un juego roto

de una vida abandonada

a la que lleno de cualquier cosa

dedos, piel, voces, claveles…

susurros de gente que no existe.

Quizá seré otro. Un poeta disfrazado de hombre,

un hombre sin semanas

sin cabeza,

te haré el amor a veces, a ratos

y sonreiré al verte pasar

me masturbaré en las noches de luna llena

mientras recuerdo los días del frío

en la bajada al territorio del volcán Pululahua

y pensaré en ti

en los que estuvieron antes

en los que vendrán

¿Seré yo?

Me disfrazaré de poeta, seré otro

seré comedido con los trastes y la cocina,

intentaré generar texto entre tu familia y mi boca

y me haré luego un disparo en la sien,

con esta trampa que aniquile nada

con una palabra que lo llene todo.

 

3

Ausencia.

Continúo viviendo así

entre mares y cosas extrañas.

hasta la fe se me hace imposible.

Continúo en esta ciudad

y parece que las cosas confabulan para ser cosas,

como si yo eligiera la amargura.

La ciudad me grita, me hace pedir auxilio,

es como si, de todas las formas posibles,

me expulsara

se ha inundado todo

me he quedado quieto, absorto

el agua me sale desde dentro y a millares.

Afuera todo es seco, fulgurante.

Qué contradicción, mi alma es un lupanar

de residuos y cosas tristes, pero afuera,

afuera hay sol.

Afuera continúa la vida viviendo sin mí

afuera el lugar de todas las cosas existe,

yo ya no tengo mi lugar. ¿Existo?

No tengo territorios maduros

por donde mi mente pueda ir a divagar.

Todo lo has llevado con tu ausencia.

Es como si tu cuerpo

buscara expulsarme de todas las intenciones.

 

 

 

Please follow and like us:
Publicado en Obras literarias y etiquetado .

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *