Bichos

Por Alejandro Chang Hernández[1]

La piedra es pequeña y redondeada, de color blanco, blanco como la leche. Su superficie es muy lisa, sin una grieta, sin una mancha; una piedra graciosa y refinada que no tiene un átomo de vulgaridad.

Claro que una piedra así también puede cometer un crimen, si golpea con la fuerza conveniente en el lugar debido. De donde se deduce que hay aquí una posible autora del asesinato de aquel bicho.

Y no es que interese mucho quién mató al bicho ni cómo lo hizo, pues está mejor así; a fin de cuentas no era más que un ser feo e inútil, cuya muerte solo despierta la curiosidad. ¿De dónde salió aquel bicho? Es una pregunta difícil de responder, teniendo en cuenta que nadie sabe qué cosa era. Solo hay una realidad: estaba y ya no está. O está aún, pero ya dejó de ser.

¿Y la piedra? Una piedra no camina sola, como un bicho, careciendo de patas. Si suponemos entonces que la piedra mató al bicho, ¿quién movió la piedra? Y si alguien movió la piedra, ¿fue otro bicho?

Cabe la posibilidad de un segundo bicho que moviera la piedra para aplastar al primero, pero un bicho, ¿más grande o más pequeño que el primero?, ¿con cuatro patas o siete patas?, ¿o sin patas?

Como ve usted, el problema es bastante complejo. Así es que dejamos a su criterio la elección del crimen, del criminal y de la víctima, y nosotros, las hormigas, continuamos con nuestro trabajo eterno, que hemos perdido ya bastante tiempo.

 

 

 

 

[1] Me llamo Alejandro Chang Hernández. Nací en Ciego de Ávila, Cuba, el 13 de febrero de 1990. Desde pequeño me interesé por el mundo literario, con buenos resultados en concursos y diferentes eventos. Mi género preferido es la poesía, aunque incursiono en el cuento. He publicado en diversas revistas y blogs: El Creacionista, Cósmica Fanzine, Dragón Escritor, Letras y Voces, Doble Voz, La Pluma Azul, entre otros. En 2022 fui ganador del Concurso Tildar, en España.  

 

Please follow and like us:
Publicado en Obras literarias y etiquetado .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *