Alejandro Chang | Poemas

 Alejandro Chang Hernández (Ciego de Ávila, Cuba, 1990). Desde pequeño me interesé por el mundo literario, con buenos resultados en concursos y diferentes eventos. Mi género preferido es la poesía, aunque incursiono en el cuento. He publicado en diversas revistas y blogs: El Creacionista, Cósmica Fanzine, Dragón Escritor, Letras y Voces, Doble Voz, La Pluma Azul, entre otros. En 2022 fui ganador del Concurso Tildar, en España.  

 

 

  

Tonada guajira

Una tonada guajira

se escucha en la guardarraya,

coloreando la mañana

con la magia que le inspira,

al compás de los vaivenes

de los pájaros del monte,

recorriendo la campiña.

 

El guajiro, muy temprano,

se levanta cada día

con su montaraz alegría,

dispuesto siempre al trabajo,

se toma un café colado,

con miel de abeja endulzado,

y recorre el surco cantando.

 

 

 

Lenguaje milenario

Odas escritas por poetasLeer más

Provocación

Por Gaba Romualdo[1]

Después de dos largas semanas era hoy o nunca. El valor que Alina necesitaba para correr a buscar a Claudia lo encontró en un bar mientras miraba sus fotos guardadas en la galería del celular. No puede evitar fotografiarla desde que comenzaron a salir, parece fanática suya, capturando fotografías de todo lo que hace. Lleva meses coleccionando sus gestos, de cuando come, cuando ríe, si está durmiendo o frente a ella momentos antes de darle un beso. Le parece la criatura más hermosa. Lo último que miró antes de pagar la cuenta fue un video en boomerang de Claudia el día de su cumpleaños. Estaba sentada en una pequeña mesa de cafetería abriendo sus regalos, rodeada de flores, con un osito de peluche en la mano, sonriendo, tan bella y absoluta. Imaginó un mundo vacío de ella, no lo pudo soportar. Moría por besar sus labios una vez más. La quiere demasiado, y eso a Claudia le da una risita y una ternura.

Cuando abrió la puerta la encontró en penumbras, observaba la ciudad desde su habitación espaciosa con balcón y vista panorámica, rodeada por pocos muebles y adornos que siempre lucen impecables, como ella. No se le mueve ni un pelo, parece que a Claudia ni el viento la toca, huele tan bien, se ve perfecta, como un maniquí de aparador cuidadosamente vestido. Las pequeñas lucecitas de las casas, de los autos moviéndose por la avenida, y los anuncios luminosos de los comercios parecían tenerla hipnotizada, ni se sobresaltó cuando la puerta se abrió sorpresivamente, parece que ya estaba esperando a Alina. Tardó en darse la vuelta para encontrarse cara a cara, para su gusto tardó demasiado en venir a buscarla. Si hay algo que a Claudia le gusta es que le demuestren interés, sin embargo, que Alina se haya tardado solo le da un cartucho más para quemar en su contra, y reclamarle al borde del llanto lo poco que le importó esta vez arreglar sus problemas. Quedaba perfecto para que Alina tuviera que responder un poco irritada reclamando la falta de compromiso de Claudia con su relación. Fuera de ellas dos, nadie sabe que son pareja, ni siquiera lo sospechan.

  —Te ofendes tan fácil, Alina. Lo único que pido es que disfrutemos el presente. A punto de perder la Leer más

Mariana González Sánchez | Poemas

Mariana González Sánchez (Ciudad de México, 1993). Es escritora y maestra en Bibliotecología y Estudios de la Información de la UNAM. Es fundadora del proyecto editorial Oro rosa a la literatura disidente. Ha publicado en Campos de Plumas y en varias publicaciones pertenecientes a la UNAM como Punto de partida, Periódico Goooya y en el Instituto de Investigaciones de Bibliotecológicas. Actualmente escribe su primera novela titulada “Agua fría”.

 

 

 

Quién sea

Me pienso como un animal etílico, reservado 

o una como fumadora anónima. 

Me senté en la barra a esperar cinco bebidas diferentes 

algunas que van asentando los sabores y recuerdos.

Empieza una crónica similar de mis noches vorágines 

Cualquiera de los brebajes que me recuerda esa antaña libertad 

Una inverosímil competencia entre cansancio y un cuerpo talla slim 

como si desnutriera mi figura imaginaria, una digresión. 

 

I

Las mujeres más bonitas son las ocupadas por otros hombres 

Las de la ropa ceñida 

Las que son seguras, pero pérdidas irremediables desde adentro 

Hasta que otro llegue…

Y lo que queda es buscar los asientos desocupados en estos lugares hechos para el romance.

Que vociferan las canciones manidas que sirven de conquista

el plumaje es un macho vibrante que augura una desaparición. 

Establece su interés en una figura abstracta Leer más

Sin piedad ni autoridad

Por Eduardo Carrillo Vázquez[1]

 

*El término cuevas urbanas lo acuñó (al menos para un contexto local) el fotoperiodista tijuanense Luis Gutiérrez,  de probada reputación detrás de la lente.

 

Para Punto Norte:

 

Sin piedad ni autoridad

No usa perfume, reloj ni llaves. Inapetente y en contra de los rayos del sol sobrevive en cuevas urbanas, venciendo a sus recuerdos, a los seres queridos, a la policía y al olvido.

Las cuevas urbanas son grietas que presenta la realidad entre los puentes vehiculares cercanos a la vía rápida y la garita de San Ysidro, túneles y alcantarillas junto a la canalización del Río Tijuana y casas adjudicadas o abandonadas y los tantos minicasinos y picaderos financiados por pistoleros que bien que te piden que mates por unas cuantas dosis, pero no les gusta que asaltes para poder comprarles (regalaban M-30 al conectar los cricolitos en el canal y en las recicladoras que les quitaron a los chinos).

            —Me faltan veinte pa un cincuenta, Verrugas, ¿te tiendes o qué pedo? —dice el atorrante sin meterse al hueco en donde el otro lleva dos días fumando globos.

            —¡Qué pues apa, si me salgo ni mis cosas me dejas sacar!

Entonces el indigente parado frente al tránsito que circula hacia Estados Unidos, para asegurar el intercambio, saca una navaja de barbero oxidada y el Verrugas sale gritando sin agarrar sus pertenencias: un encendedor, un foco y el aroma a urea que le persigue a todas partes.

A principios del siglo XX surge la prohibición de psicotrópicos (término que la autoridad represora demorará décadas en definir) y la consecuente persecución de todo aquel que trafique sustancias distintas a las recomendadas por un estamento judicial y no médico. En una palabra, comienza a crearse, de Estados Unidos para el mundo, el personaje principal de esta historia: el adicto.

El doctor Terry en Chicago luego de la derogación de la Ley Volstead o Xavier Jarvis, un farmacéutico Leer más

Axel Ulises Vite | Poemas

Axel Ulises Vite Navarrete. Licenciado en Pedagogía por la UNAM, actualmente soy co-fundador del proyecto EncontrArte, donde brindamos sesiones de pintura a personas que desean iniciarse en el uso del acrílico o simplemente recrear sus obras favoritas. Además de trabajar en el ámbito de las artes plásticas. He publicado poesía y cuento tanto en medios digitales como impresos desde el año 2014.

 

 

 

Algunas vocales jamás se apagan

I

Sembré las morusas de tu amor

en el jardín, quiero decir,

esas tres macetas alineadas con escepticismo

bajo la ventana, donde algún gato

encontraría viejos amaneceres y un poema de Borges.

 

Sembré los restos de tu amor

sin saber cómo germinarían…

tal vez serían ojos,

tal vez adoptarían la forma de tus senos,

tal vez llegarían al mundo imitando tus manos,

sí, con trémulas caricias buscando el calor de mi cuerpo

a todas horas.

 

O quizá se lanzarían al fondo de la habitación

con forma de besos…

besos con la gravedad de una estrella en convulsión,Leer más

Desaparecida

Por Laura V.  Medel[1]

 

Después de un tiempo prolongado he logrado mimetizarme, casi por completo, con el sustrato del suelo. Mi masa se ha degradado tanto, que la poca ropa que me cobija ya no me embona más. Me volví el alimento favorito del puñado de plantas que ya existían, pero también he ayudado a que nuevas logren brotar. Es lo único visible que queda de mí, allá arriba, pero por desgracia, y por ahora, no hay quienes lo puedan admirar.

Me he acostumbrado a la quietud del sitio. Son pocos los animales que suelen esta área visitar. Por las mañanas el cantar de los pájaros, esparciéndose entre las copas de los dispersos árboles, mejoran un poco el ambiente casi desértico de este lugar.

Accedo a la forma extraña de conciencia que ahora poseo, e intento recapitular. ¿Cómo es que he llegado hasta acá?, me pregunto. La única respuesta que hallo es que es difuso lo que logro recordar.  Aunque sospecho, Leer más

Patricia Valenzuela Lugo | Poemas

Patricia Valenzuela Lugo (Santa Rosalía, Baja California Sur. México, 1967). Originaria de Mexicali, B.C. pediatra. Habitante y amante del desierto sudcaliforniano y mar bermejo desde 1997. Promotora cultural independiente. Coautora del poemario A Dos Tintas, Nódulo editorial, 2016. Coautora de El feminismo me jodió la vida (y después me salvó), Corda ediciones, 2022. En 2023 Participé en la Antología Detrás de estas palabras hay una mujer, Ed. Alquimia.   Publiqué de manera independiente el libro-objeto (artesanal): “Mujer abismo. Poemas breves para resistir en el desierto”.  He publicado en diversas colectivas feministas. Soy librera en la librería La Vendedora de Libros, de la cual soy fundadora.

 

 

 

Hipatia

No más Hipatias en la historia,

en la vida cotidiana.

No más campanadas fúnebres

de religiosas o paganas.

De filósofas, astrónomas,

médicas, enfermeras.

Estudiantas, vendedoras,

estilistas, deportistas.

Niñas, madres de familia.

No más huérfanas ni huérfanos.

No más mujeres que esperan

a sus hijas con velas encendidas,

entre llantos y lágrimas

aferradas a un retrato

en silencio en la cocina.

Hincadas ante un altar,

protestando, excavando.

A Hipatia la desnudaron,

desgarraron sus carnes

con conchas y tejas,

por ser mujer

sabia, de ciencia.

Para borrar su recuerdo,

por no someterse al cristianismo.Leer más

Cinzia Demi | Poemas – Traducción de Yuleisy Cruz Lezcano

Cinzia Demi. Laurea de especialización en idioma italiano, nació en Piombino, vive en Bolonia. Dirige con G. Pontiggia la colección Cleide (Minerva), se ocupa de la columna Missione Poesia, Altritaliani. Ha publicado con Pendragon, Prova d’Autore, Raffaelli, Fara, Puntoacapo, Carteggi Letterari, Minerva, Interno Libri: Incontriamoci all’Inferno; Il tratto che ci unisce; Incontri e Incantamenti; Caterina Sforza. Una forza della natura fra mito e poesia; Ersilia Bronzini Majno. Immaginario biografico di un’italiana fra ruolo pubblico e privato; Ero Maddalena; Maria e Gabriele. L’accoglienza delle madri; Nel nome del mare; Voci Prime. Ha participado en las antologías: Tra Genova e Livorno: il poeta delle due città. Omaggio a Giorgio Caproni; Amori d’Amare; Ritratti di poeta. Su obra poética ha sido traducida al inglés, francés, rumano, húngaro, árabe, español, es traductora de Puntoacapo. Algunos de sus premios son: 2019, Académie Mihai Eminescu Craiova: Médaille pour ses mérites dans la diffusion de la culture universelle y Prix Special pour l’excellence de sa création; 2020, Nombramiento como miembro titular de la Académie Tomitane de Constanza; 2021, Premio Inter.le Camaiore a Corpo Impossibile de Attila F. Balás, traducido por ella; 2021, Premio INPS de Narrativa para Prime Voices y videos sobre Literatura Rai Cultura. Desde 2023 forma parte del jurado del prestigioso Premio Internacional de Poesía Camaiore – Francesco Belluomini.

 

 

 

esperar mientras la abeja pasa

a descansar sobre la flor y la sombra cumple

su vuelta avanzando y menguando

sin golpear ese oscuro rincón

detrás de la arcilla del jarrón

apoyado contra la pared.

 

allá donde una ligera brisa

se hace aliento de la tarde

y caricia que falta

 

 

La causa dei giorni – libro di poesia de Cinzia Demi  (La causa de los días – libro de poesía) (Interno Libri Edizioni di Andrea Cati).

 

 

 

aspettare mentre l’ape passa

a posarsi sul fiore e l’ombra compie

il suo giro avanzando e calando

mancando quell’angolo buio

dietro la creta del vaso

poggiato a ridosso del muroLeer más

El conejo que era escritor de fábulas

Por Diana Vera*

 

Los que pueden actúan; los que no pueden,

y sufren por ello, escriben.

WILLIAM FAULKNER

 

Cásate. Si obtienes una buena mujer, serás feliz. 

Si obtienes una mujer mala, serás filósofo.

SÓCRATES

 

 

Había una vez un conejo que era un respetado escritor. A pesar de vivir exiliado, soñaba con tristeza la libertad que su país no podía alcanzar. Un día su esposa, cansada de las fiestas y borracheras del conejo, decidió pedirle poner fin a ese estilo de vida, pues ella quería un hogar común para sus hijos. El conejo, a pesar de amarla, se negó de manera rotunda.

Años después, en una reunión con sus amigos alabaron Leer más

Anadely Cruz | Poemas

Anadely Cruz De La Paz (Acapulco Guerrero, México, 1998). Cantautora y escritora. Siempre en búsqueda del sentido a las contradicciones de la vida,  creando historias que transmitan la percepción que obtiene de las emociones y sentimientos, incluso cuando las mismas no sean sencillas de comprender.

 

 

 

muelle

Hogar de promesas que dormitan silenciosas a espera de una decisión unánime.

Una playa de arena solitaria, donde descansan los anhelos inertes, a esperas de quien cree en la bondad que podría traer consigo un mañana impredecible.

Siluetas tristes, que emulan al viento y su estadía transitoria.

Un muelle, lugar de quebrantos de un ayer que ansiamos regrese, para dar un valor a la efímera juventud indecisa que exhausta muere a través de recuerdos eternos, en la breve existencia de un presente cualquiera.

 

 

 

ecos

Ecos de osada vivencia, pedazos de inocencia floreciente por la que caminaremos a pesar del tiempo, y la arrasadora premura que lo caracteriza.

A través del recuerdo que habite las memorias de un pensamiento derrotado.Leer más